Iglesia Evangélica en El Salvador pide prohibir La Bella y la Bestia

En El Salvador la Iglesia Evangélica solicitó un dictamen al gobierno de ese país para que la versión live action de La Bella y la Bestia sea prohibida a menores de edad por su “inducción a la homosexualidad”.

De acuerdo a los pastores de ese país el film de Bill Condon “contiene escenas que podrían perjudicar la personalidad de los niños”.

Un disparate que se relaciona con el personaje LeFou, el compañero del villano Gastón, interpretado por Josh Gad, quien en esta versión se da a entender que es gay.

Esta elección que alteró a los sectores más conservadores de varios países también le generó problemas a Disney en otras regiones. La medida que buscan implementar los evangelistas en El Salvador ya se instauró en Rusia, país homofóbico si los hay, donde la película no permitirá el ingreso de menores a la salas.

En Malasia por estos días se estudia si esta producción se estrenará en los cines en una versión editada con menos escenas de LeFou. En Disney prefieren no estrenar el film directamente en ese país si va a llegar censurado a las salas.

La polémica que se generó es un disparate que no resiste mucho análisis.

Hace unos días vi La Bella y la Bestia.

LeFou es gay en esta historia pero el personaje no aparece en ninguna escena inapropiada para los chicos que genere este debate absurdo. Es más, creo que los niños menores de 10 años ni siquiera se van a dar cuenta que LeFou es gay porque es un detalle trabajado con sutileza.

A los adultos o el público juvenil no se les va a escapar esa característica del personaje pero para los más chicos es algo que pasa desapercibido.

Al margen que no hay nada de malo que LeFou sea gay, Josh Gad tiene muy buenos momentos junto a Luke Evans (Gastón) y brindan algunas de las escenas más divertidas de esta producción.

Lo único que puede dañar a los niños en La Bella y la Bestia es la falta de creatividad de Disney para hacer películas originales en estos días, no el hecho que un personaje sea gay.

De todos modos en el siglo 21 todavía hay lugar para estas polémicas absurdas.


Hugo Zapata es periodista

Advertisement

No comments.

Leave a Reply